viernes, 6 de febrero de 2009

Querido abuelo:

Hace 7 años que decidistes abandonar este mundo.
Me da mucha rabia que no estes aquí y algunas noches oigo llorar a mi padre como cuando era un niño.
Yo apenas puedo recordar tu cara, pero me acuerdo de todas las cosas que hicistes por mi.
Desde que te fuistes e crecido poco en altura pero mucho en espiritu.
Cuando yo nací, dijistes a mi madre que tendria un corazón tan grande que no me cabria en el pecho, pero algunas veces con mis actos te he decepcionado.
Espero que allí donde estes, puedas ser feliz y espero poderme reunir contigo algún día.
Mientras tanto yo estoy en este planeta que se va volviendo loco poco a poco.
Sigo cada uno de los consejos que me distes alla cuando tenia apenas seis años, pero a veces la sociedad puede conmigo, entonces me acuerdo del ultimo día que te ví:
Era finales de diciembre, estabas tumbado en la cama y con lagrimas en los ojos me acojistes en tus brazos y me dijistes que cuando no pudiese más tú estarias ahí para librarme de la caida mas grande y que cada lagrima que llorara a lo largo de mi vida tu la recojerias y me harias un collar que me regalarias el día que nos volvieramos a ver.

2 comentarios:

  1. Siento mucho tu historia.
    Sabes, cuando era pequeña creía que los seres humanos al poco tiempo volviamos a nacer, que nunca perdíamos a nuestros seres queridos.
    Ojalá fuese cierto!

    ResponderEliminar
  2. se te murio tu abuelo?buu qe feo D:

    ResponderEliminar